Recorrido Del Río Camù

El Camù, el, principal río de la provincia de La Vega, nace en la cordillera central en la loma de la sal, en lareserva de ébano verde, haciendo un recorrido por las llanuras veganas y del cibao central de 101 kilómetros, desembocando en el Yuna, en la provincia de San Francisco de Macorís, sus afluentes principales son: el río Licey con 64 Km. Jima con 39 Km. y los arroyos Yamí, Bayacanes, Pontón, Guaigüí y Cenoví. Sus cuenca ubicada entre los paralelos 8-05 y 18 –21 de latitud norte y 70-30 y 70-38 longitud oeste, con un área de 2,351 Km2, donde habitan mas de 375,000 personas con una densidad de población superior a 145.9 habitantes por kilómetro cuadrado. Desde del punto de vista económico su cuenca reposa sobre factores organizados, agro

pecuaria, pecuaria, zona franca industrial, industria, y un comercio floreciente, la mayor parte de sus habitantes se dedican a la agricultura siendo su principal producto el arroz, con un gran movimiento de recurso y empleomanía, ya que el 25% de la producción nacional proceden de su cuenca. La superficie es de 3,288,352.00 millones de tareas de tierras de la que se cultivan el 80%. El deterioro del principal río de La Vega, comienza después del poblado de Bayacanes, siendo la etapa más crítica al pasar por la ciudad, donde se hace más notable el envejecimiento del río, los desechos industriales, sangre de animales cuando lavan sus biseras, aceite quemado de los lavaderos de vehículos y aun Más los que los hacen en el mismo cause cercano a Bayacenes, sustancias orgánicas, basura, aguas negras proveniente de cloacas, sanitarios que descargan sin ningún tratamiento en la corriente, han convertido al Camù, en una cloaca en la que se extingue la vida y el agua. Siendo el antiguo cause unos de los focos neurálgicos del Camù, ya que los pobladores de la rivera de este antiguo cause vierten todos, aguas negras, basuras, animales muertes, desperdicios sólidos, en fin todo va al río, constituyendo un foco de contaminación, una amenaza para la salud de la población, si se suma a estos la extracción de arena, y cascajo sin un ordenamiento racional y planificado por parte de las autoridades locales y nacionales.

Hay que señalar que este abandono por parte de las autoridades. Todo estos sucede desde hace años, ante la mirada indiferente y cómplice de un pueblo que no sabido defender lo que la naturaleza le ha proporcionado y de autoridades indolentes ante el drama grotesco del deterioro y más aun de su extinción, su eminente desaparición es cuestión de unos años Si no se toman los correctivos necesario para evitarlo, estos afectaras a una población de aproximadamente 400 mil personas, al igual que cerca de 250 mil tareas de tierra, y la perdida de miles de millones de pesos en la producción agrícola de la región. La salvación del Río Camù, es una obligación de los veganos y de todos los dominicanos sin distingo de posición social, económica, política, religiosa, en fin un compromiso de esta generación. No se puede dejar que se muera.

Google
a