Río Ozama

Ozama, río de la República Dominicana que nace en la Gran Hilera, una elevación de la cordillera Central del país. Tiene una longitud aproximada de 130 km, de los que unos 15 km, son navegables por pequeñas y medianas embarcaciones.

Fluye hacia el este y sureste hasta su confluencia con el curso del Yabacao, uno de sus más importantes tributarios. A partir de este momento discurre hacia el suroeste y sur hasta desembocar en el mar Caribe por la ciudad de Santo Domingo, donde se encuentra el puerto más importante de la nación.

Riega una fértil llanura dedicada principalmente al cultivo de la caña de azúcar. Numerosos ríos y arroyos, como el Isabela, vierten su caudal al Ozama, cuya desembocadura fue explorada por el navegante Bartolomé Colón, que fundó también la ciudad de Santo Domingo en 1496.

CONTAMINACIÓN DE RÍO OZAMA Y COSTAS EN LA CIUDAD COLONIAL

Tanto el Río Ozama como las costas perimetrales de la CC, reciben descargas
contaminantes provenientes de actividades humanas como la agricultura, granjas de crianza de animales, las plantas industriales y de generación eléctrica, puntos de descarga del alcantarillado sanitario y pluvial de Santo Domingo, y basura arrojada por loshabitantes de los barrios adyacentes al río y la costa. Como consecuencia, este ecosistema marino esta siendo alterado y evidencia en los últimos años una tendencia hacia la alteración de esta área de interfase entre la tierra y el mar que caracteriza a la CC.


Los contaminantes presentes en estas fuentes son por lo general nutrientes, metales pesados, compuestos orgánicos específicos, microorganismos patógenos, nutrientes y carbono orgánico y se encuentran combinados con aceites, grasas y productos químicos derivados de las industrias, los que entran en las corrientes de desechos domésticos a través de los sistemas de alcantarillado y la escorrentía pluvial.

Los desechos industriales contienen además cantidades altas de materia orgánica provenientes de las plantas procesadoras de alimentos y bebidas y de la industria del cuero y de la madera. Otras actividades aumentan la descarga son las actividades que corresponden a la agricultura, por el uso de pesticidas e insecticidas, así como el aporte de residuos de insumos agrícolas y restos de vegetales y animales.


En un estudio realizado por la Programa Ambiental Costero Marino de la Secretaria de Estado de Agricultura en 1999, se demuestran varios tipos de procesos de contaminación tanto en el Río Ozama como en la costa adyacente del litoral sur de la ciudad de Santo Domingo. El documento Planificación y Manejo Ambiental del Litoral de Santo Domingo, explica que las concentraciones de nutrientes en la zona litoral reflejan contaminación orgánica tanto por los compuestos del nitrógeno como del fósforo, particularmente las concentraciones de fósforo total presentan valores, considerados como representativos de aguas marinas contaminadas por materia orgánica.


Los sólidos suspendidos (totales y volátiles) son indicativos también de contaminación orgánica, comparables a lugares de descargas de colectores de aguas residuales. Los valores de silicato son resultado de la incidencia en el litoral de vertimientos de aguas residuales no tratadas y además por la influencia que ejerce sobre el litoral las aguas delos ríos Ozama y Haina, los cuales son también receptores de un gran volumen de aguas residuales.


La calidad de las aguas en relación al oxígeno disuelto, pH y temperatura que se
encuentran en condiciones aceptables, pero enmascaran la influencia de los vertimientos de aguas con un volumen de residuales urbanos; esto es motivado por las condiciones físico-geográficas de la costa en la que predominan el rompiente rocoso, sin barreas coralinas con un importante intercambio de la masa de agua con el mar abierto y un intenso oleaje, factores todos que favorecen la aireación de las aguas y la dilución de los contaminantes introducidos.


La gestión del Río Ozama se encuentra articulada a las funciones de varias instituciones con gerencia en las áreas ambiental, urbana, municipal, militar y portuaria. También se52 vincula a las instituciones encargadas de la provisión de los servicios de agua potable y alcantarillado.


Para la conservación de esta zona, se ha creado el Cinturón Verde, que se configura como un área articulada con una extensión de unas 14,000 hectáreas y que se forma un arco de aproximadamente 50 km., desde la desembocadura del Río Haina hasta la base aérea de San Isidro, siguiendo los cursos fluviales que rodean la ciudad. Este cinturón esta concebido como un área de Gestión Especial, en la cual se podrán desarrollar actividades económicas y sociales de diversos tipos que sean compatibles con la protección ambiental, como son el bosque protector, productor y recreativo, la agricultura y el disfrute público para propósitos educativos, de esparcimiento y turismo, entre otros.

Google